Expresar con creatividad y sencillez

Lo básico nos hace poderosos. Y se conquista desde la acción en la experiencia que es la verdadera  sabiduría.  Así resultamos  naturales, accesibles,  amables, sin expectativas…

Pasa habitualmente que la vida, la sabiduría, florecen con conceptos sencillos pero a los que, paradójicamente, cuesta entender y aún más asumir. Pues así ocurre nada es trivial en nosotros no en lo que nos rodea. Cualquier cosa cuenta en el encuentro con el otro. Justamente la máxima expresión de grandeza de una persona se observa en su sencillez, en la humildad,  calidez,  expresión emocional, por su capacidad de potenciar el momento presente del otro desde la escucha, el compartir, acompañar, para vivir en sintonía la  alegría con quien tenemos al lado. Pon manos a la obra y comienza a mejorarte acompañándote de los demás.